para mostrar esta dinámica social, expondremos dos casos concretos y las opciones que se nos ofrece, valorándolas y aconsejando sobre cuál es la mejor.

caso 1 > escena del teko de la fcom, interpretada por el manu torres, el pi, la ana, la roru, la miri solesito y un servidor. charlamos en voz baja intentando no molestar y nos da por hacernos una sesion de fotos. de repente se escuha una voz de niñata a mis espaldas [estímulo]: “¡¡si queréis haceros fotos os vais a la calle, que los que estamos aquí queremos estudiar!!”. ante esta situación tenemos tres opciones [respuesta]:

1. callarnos y someternos a la voluntad de la niñata.
2. decirle directamente lo que pensamos a la susodicha niñata: “no me callo porque no me sale de la punta del cipote. así que si quieres que me vaya, para empezar me lo pides por favor, ¿te ha quedado clarito?”.
3. callarnos y quedarnos mirando a la niñata con fuego en los ojos y diciendo lo anterior con la mirada. aquí se podrían dar dos situaciones:

- la niñata nos pregunta qué miramos, a lo cual respondemos lo siguiente con el tono más estúpido de nuestro repertorio: “la cara de loro que tienes, so jilipolla”
– simplemente nos limitamos a mirar y más tarde aprovechamos cualquier ocasión para devolverle el puyazo con una sobredosis de ironía. así, si se le acerca alguien a hablarle, le decimos: “perdona, para hablar te vas a la calle”.

en este caso es preferible la opción 3, y dentro de la misma ambos apartados son válidos, aunque es mejor el segundo, puesto que es tanto o más contundente al tiempo que la ironía le otorga un elegante toque de sutileza.

caso 2 > pablo que va a Penyiscola. se le acerca un nota y le pregunta [estímulo]: “¿tú eres de sevilla? ¿allí que vais con carros o qué?”. de nuevo tenemos dos opciones diferenciadas por un pequeño matiz [respuesta]:

1. galletazo que te crió.
2. contestación estúpida: “sí, vamos en carros que va tirando tu puñetero padre con los cuernos”. y luego, si se tercia, endiñamiento de sopapo al canto.

una vez más, ambas opciones son igualmente válidas para la consecución de nuestro objetivo, pero la segunda destaca por su elegancia en la ejecución.

conclusión > la norma básica es no quedarse callado ante ningún estímulo. luego, la opción idónea es la que ofrece una respuesta directa y clara, rozando la perfección si se perfila con un toque de ironía. recordad estos ejemplos, y si no os ha quedado claro, no dudéis en preguntar.