Rivera con YesteEl Real Betis se presentó ayer ante su público en el partido disputado ante el Athletic de Bilbao en el Coliseo de Heliópolis. El conjunto verdiblanco llegaba al choque en cuadro, dada la ausencia de Assunçao, Arzu y Rivas, Robert, Dani y Damiá, por lesión.

El Betis comenzó el encuentro dormido y nervioso, llegando con timidez en un par de ocasiones al área contraria, aunque sin acierto, por lo que pronto comenzó el Athletic a hacerse dueño del partido. Tras una cesión errónea de Melli a Doblas, Gabilondo estuvo a punto de adelantar a su equipo en el marcador, pero su disparo a romper golpeó en el larguero, saliendo fuera. Poco más tarde, los bilbaínos lo intentarían de nuevo a balón parado.

Pero lejos de estas jugadas aisladas, el conjunto vasco evidención su grandes carencias en ataque, lo que permitió al Betis asentarse progresivamente y jugar como más le gusta, a la contra. Así llegó el primero, en un barullo tras una falta al área, en el que Juantito se aprovechó de la indecisión de la defensa para marcar a placer.

El equipo bético hizo a partir de entonces lo que quiso con su rival, incapaz de responder al continuo ataque local. Pasaba el tiempo hasta que Maldonado, increíble en el día de ayer, realizó una jugada antológica: taconazo a Sarriegui, se marcha en velocidad y la mete en el área para que Edu sólo tenga que empujarla. Aún contó el chaval con otra ocasión para aumentar el resultado, pero su disparo a centro de Sobis lo detuvo Aranzubia.

En la segunda parte, el Athletic salió pretendiendo sorpender al Betis, pero con disparos lejanos y alguna que otra falta le fue imposible sorprender a Doblas. El cuadro verdiblanco siguió dominando durante toda la segunda parte, con algunas ocasiones claras, como una escapada de Maldonado, una alta de Melli, y la triangulación perfecta entre Sobis, Edu y Capi, que éste último culminó con el tercero.

El análisis: muy seguros tanto Doblas como el resto de la defensa, sin contar el fallo de Melli; inmenso trabajo de Vogel, que desahogó la medular; gran Rivera en la contención de Yeste; mal Xisco, que sigue sin aportar nada; laborioso Edu a la hora de la creación; ilusionante Sobis, que dejó varios detalles de calidad y una buena faena; bien también por Capi, que se reencuentra con sí mismo y con el gol; debutó Wagner, buen trabajo; horrible Miguel Ángel, para traspasarlo; un diez para Maldonado, increíble este chaval.

Gran victoria del Betis, trabajada y merecida. Se notan las nuevas incoporaciones, en especial la de Vogel, que realizó una tarea tan grandiosa como difícil. Si el Betis continúa mostrando esta faceta en próximos partidos, este año seguro que veremos algo grande.

Como anécdota, cabe reseñar que en las gradas ya se escuchó el que se presume será Himno oficial del Centenario, a cargo de Rafa Serna.