Microsoft sigue con su política de enfrentarse a sus rivales sin saber a qué coño juega. El nuevo invento del señor Guillermito Puertas se llama Windows Live, y se supone que es un macroproyecto que, cual Office aplicado a la red, engloba los sistemas de mensajería instantánea (en colaboración directa con Yahoo!), correo electrónico, espacios y otras tonturas más.

Bueno, pues si os metéis en la página principal del proyecto, no encontraréis nada aparte de dos enlaces. Si picáis en uno que pone “Más información”, iréis a otra página igual de sosa, donde se os presentan varios servicios en fase beta. Pues bien, me pregunto yo cómo estarán esos servicios, si los que están en fase definitiva parecen que aún están en beta.

El peor de todos es Windows Live Spaces (los espacios de toda la vida, vamos). Después de solucionar todos los clásicos problemas acumulados a lo largo de los tiempos, ahora les vuelven a surgir otros. Para empezar, había un problema de compatibilidad con el propio Internet Explorer de Microsoft, pero parece que ya está solucionado. Por otra parte, los espacios tardan una vida y medio en cargar, lo que hace insufrible el tener que organizarlos, actualizarlos o simplemente visitarlos. Y eso si tienes la suerte de entrar en ellos, porque ahora le ha dado al servidor por caerse, con lo cual ni sale tu espacio (ni siquiera entrando desde el msn), ni el de los demás, ni siquiera la página principal de los espacios. Y eso sin hablar de cuando le da a la página por caerse de buenas a primeras sin dejarte publicar, o cuando el explorer da un problema y se cierra solo. Simplemente patético.

Y es por eso, porque parece que los espacios están aún en fase beta, que yo me pregunto cómo andara lo que sí dicen que está en beta. Seguramente andará todo más verde que las tagarninas, al igual que la mayoría del equipo del señor Guillermito Puertas. O más bien debería decir Gilipuertas… ¿os he dicho que me cae gordo ese tío?