Aviso antes que nada que esta entrada va tardelli, porque es referente al jueves 14.9. En ese día me tocó en suerte irme con mi compañero Israel al barrio residencial Simón Verde. Para los que no seáis de la Aljarafe Sur, procederé a poneros en situación (como hace María Márquez antes de meternos la polla…).

Resulta que Simón Verde es el sitio del taco del Aljarafe, junto a otras zonas concretas como Las Almenas (entre Tomares y Castilleja). Pues bien, la dificultad de buzonear en esta zona reside principalmente en el tamaño de sus chabolillas. Nada más digo que las más “modestas” son el doble o el triple de grandes que la mía (y aviso que la mía es hermosota). Por ello, la cosa va de casa – fachada de cien metros – casa- fachada de cien metros – casa…, todo ello con unas curiosas cuestas parriba, así que acabas reventao.

Caserón de Simón VerdeCon to y con eso, es un barrio digno de conocer. Los kelis, como ya hemos comentado, son impresionantes. He aquí al lado un ejemplo. También es interesante la gran variedad de buzones que podemos encontrar: buzones de los buenos (los que se menten padentro), buzones normales (algo muy vulgar para las gentes de clase alta), algún que otro buzón asesino que te come la mano, y muchos buzones artesanales, es decir, consistentes en una raja en la pared.

Aparte, cabe destacar las barbaridades de que fuimos testigos el Isra y yo, para las cuales es necesario un apartado entero. Un perro gangoso que ladra por fascículos; una chimenea, presumiblemente proveniente de un sótano, en medio de la acera; una campanita que hace las veces de timbre, con una vaquita en lo alto; buzones compartidos por dos casas… todas cosas que no son nada comparadas con la mejor: una casa con el título bien visible de “CASA CONTENTA”. Increíble. Sin comentarios.

Digo yo que estas costumbres, al igual que otras como no ponerle el nombre a las calles, serán propias de la gente de la alta burguesía, y sólo ellos se lo podrán permitir, porque yo la verdad es la primera que las veo.

En resumen, un sitio digno de visitar, donde además se está mu fresquito y mu bien, pero si vais más vale que tengáis vehículo motorizado. Y, sobre todo, espero que no os sorprendáis con las cosas que allí se ven, porque desde luego vais sobre aviso. Va a ser verdad eso de que los proletarios hemos visto poco mundo…