AVTLa manifestación convocada por la AVT para el próximo día 1 de octubre en Sevilla, contará con una sorpresita añadida por parte del Gobierno: la ortografía de las pancartas será controlada.

La Delegación del Gobierno en Andalucía, bajo orden del Ministerio del Interior, enviará numerosos agentes para que controlen la ortografía de los carteles reivindicativos que se mostrarán a lo largo de la concentración, con el fin de retirar aquellos que supongan un “atentado lingüístico”, procediendo asimismo a la detención de los portadores de las mismas.

Esto me suena totalmente a la táctica de la $GA€ de darse por ofendida por todo, con lo cual presupongo que habrá más de una detención por llevar pancartas con lemas “ofesivos para la lengua española”, es decir, que no gusten al Gobierno.

La defensa de la lengua al servicio de los intereses partidarios: una nueva muestra de tiranía y recortes de derechos en esta la nuestra pseudodemocracia.

Vía El Progresista Digital.