Esta nota la encontré en mi penúltimo día de buzoneo, por el barrio de Guadalajara, en San Juan de Aznalfarache. Está dirigida a Juan Ramón Troncoso, alcalde del mismo pueblo. Me detuve a leerla, y la arranqué, puesto que me resultó de gran interés. Ahí os la dejo.

Estimado sr. troncoso:

Juan Ramón TroncosoMe dirijo a usted para darle mil gracias por los arreglos que se están realizando en nuestra barriada, que cada día y bajo mi punto de vista son peores por su culpa.

Nos prometió una barriada con alegría, pero por lo visto cada día está peor. Nos prometió trabajo en Hipercor, en la gasolinera (la cual no sé si será del todo legal) y en Conforama, luz en la pista del colegio (una luz que sólo se nota de día), la entrada del barrio es una estercolera, nos prometió… Y el colmo llega con los autobuses de línea, sin previo aviso, elimina usted la parada de nuestro barrio con la excusa de que no tenía conocimiento de ellom por favor, ¡véngase usted sr. troncoso a coger el autobús a las 8 de la mañana un día de lluvia y espérrelo usted en la magnífica marquesina que nos ha colocado en la nueva parada que nos ofreció! (no olvide las botas de agua).

Como ciudadana que soy pago mis impuestos como todo el mundo.

Disculpen las faltas de ortografía, pero para mí antes “TRONCOSO” se escribía con mayúsculas y ahora se merece una “t” más chica.

Muchas gracias por su gestión.

Por cierto. Hay que ver qué bien recortadita se deja la barba este hombre. Ó_ò