Esta es mi carta de deseos utópicos para los Reyes Magos.

  • Unos cascos que no se me caigan de las orejas.
  • Aprobado general
  • Un nuevo presidente para el Betis
  • Transporte público de calidad
  • Las patillas de Villa
  • El pecho de Adriano
  • El brazo de Nadal
  • Una ley anti-$GA€
  • Un puñao de dioptrías menos en cada ojo (aunque siga estando ciego, pero al menos que con el culo de un vaso pueda ver).
  • Tabaco sin humo
  • Apuntes que se memoricen comiéndotelos.
  • Una memoria ligeramente más duradera que la de Dory
  • Un mínimo de fondo monetario en mi atelarañada cartera.
  • Que mi PC de mesa se conecte de una puta vez a Internet
  • Y tantas y tantas cosas mas…

No creo que los Reyes me traigan nada de esto, principalmente porque es imposible. De todos modos, mi carta ya va en camino, gracias a este bicho. Se llama Iu, y es un mochuelo de pura raza cegata. Cegata de kalimochuelo, no de vista. ¿O si no por qué creíais que tenía los ojos tan saltones? Ahí lo tenéis.

Iu