El carajazo que ha pegao hoy Blogger ha sido antológico. Más de tres horas hemos estado sin poder postear ni comentar en Sin futuro y sin un duro. Todo por causa de que al puto servidor de Google le ha dado por caerse (literalmente, daba error, pero al caso es lo mismo). La verdad es que no debería, porque yo también me he visto afectado, pero me hace mucha gracia el ver que se cae un servidor de blogs y que el Arrozal ya no se ve afectado como antes. La verdad, me da una satisfacción increíble. ^^

Por cierto, mi abuelo Jota me ha tenido el detalle de concluir una entrada dedicándome un homenaje en su blog sobre biblioteconomía, una asignatura, según lo que me cuenta, sumamente aburrida y con una profesora enfrikada con la blogosfera. =P

Gracias, abuelito. ^^