Hace tiempo os presenté la penosa web que tenían los putos inútiles de los canis. Bien, pues ahora se han cambiado de dominio… Sí, ya sé que es algo del todo intrascendente, a mí tampoco me importa. Lo que me hace gracia es su presentación: “Somos canis, no delincuentes”. Simplemente patético. Pasen y vean, gentes de buen haber.

¡Ah! Y por favor, que alguien les de unas cuantas muchas clases de ortografía a estos miserables paquetillos, que entre el diseño feo y algunas cosas que he leído, me he quedado más cegato que estaba.