El otro día, paseando por el centro de Sevilla con el señor Pablo, llegamos a la Plaza de la Encarnación. Una vez allí, nos dedicamos a mirar cómo avanzan las obras del Metropol Parasol. Entonces, perdido en mi ignorancia y asaetado por la curiosidad, pregunté al Pablo si realmente el mercado de la Encarnación ocupó antiguamente la parte central de la plaza. El me contestó que así era, y que ahora se encontraba de forma provisional en un emplazamiento sito en una de las esquinas de la plaza.

Nos acercamos a aquel lugar, puesto que caminábamos sin rumb, y entonces caí en la cuenta de un detalle, del que pocos habrán tomado nota, pero que es digno de ser mencionado: en la pared del actual mercado de la Encarnación, hay un letrero con azulejos, que reza el nombre del complejo, y la fecha de la instalación temporal del mercado en dicho edificio. ¿Adivinan en qué año se produjo? Vean, vean:

Mercado 1

Mercado 2

Mercado 3

¿Curioso, eh? En 1973. Ayer mismo por la tarde.