Buenas!!

Quizás muchos pensaréis que ya no escribo tanto, y que lo que escribo no tiene apenas calidad. Pues sí, estáis en lo cierto, yo mismo lo pienso. Pero eso es porque no tengo apenas tiempo para colgar nada en condiciones. Y es que, con la llegada del buen tiempo, también llegan las oportunidades y los proyectos.

A partir de ya, paso a formar parte de una pequeña gran familia de emprendedores, de la mano de mi compañero y amigo Christopher, que me ha brindado a mí y a otros compañeros la oportunidad de comenzar a desenvolvernos en la profesión gracias al proyecto deguadaira. Se trata de una página web en la que se insertan un periódico digital y una radio en podcast, entre otros servicios, a través de los cuales intentaremos acercar a los habitantes de la provincia de Sevilla la información que más les concierne, de una forma sencilla, rápida y gratuita.

A mí me han designado las funciones de vídeo junto a mi compañero Hugo, y también formo parte del equipo de Publicidad y Marketing, en el que colaboro con Sandra y Sara. Espero hacerlo lo mejor posible y que todo siga adelante como hasta ahora.

Y junto a ello, trabajos, apuntes y más historias. Mucho trabajo, pero que se ve aliviado por la alegría que contagia la cercanía de la primavera. Nuevos tiempos se avecinan, aires de juventud y de grandeza. Las suaves y cálidas caricias del sol se cuelan por la ventana, y yo cierro los ojos, respiro el aroma de la brisa mañanera y sueño.

Hoy es viernes, y me siento animado. Así que quiero transmitiros a todos mi energía en este día, y además saldo de esta forma el tributo que el gran Pablo me dedicó hace tiempo. Ahí lo lleváis, un pastelito del gran maister Manolito García: