Como ya me ocurriera otras veces, vuelvo a verme obligado a dejar de postear, porque uno de los animales domésticos (ue no domesticados) que tengo en mi casa (el que me conozca sabrá a cuál me refiero) le pego ayer un estirón al cable del router mientras estaba yo haciendo pruebas con él, pruebas con las que por fin podría arreglar el PC de mesa y deshacerme del puto router Zyxel. Pero dado que el chismajo pegó un sonoro carajazo en el suelo, pues ahora se ha escacharrado del todo. Y ahora, ni internet, ni router, ni pc de mesa, ni poyas en vinagre.

Así que nada, aquí me encuentro escribiendo este cartel de CERRADO POR DEFUNCIÓN (la del router), cómo no, gracias a la inestimable colaboración de la loca de mi vecina, que me permite chupar del bote de su internet (pero un poquito na más). Ahora viene la parte mala de la peli, que es cuando yo me encargo de encontrar un router inalámbrico económico (esta parte del guión está basada en Mission: impossible), y luego me dejo el dinero del viaje de este verano en él, porque como Timofónica se lava las manos (qué raro) y le pasa el muerto a Zyxel, diciendo que son ellos los que tienen que mandar un mensajero para que me cambien el router, pues yo como que paso de estar dos semanas esperando a que me traigan el chisme de mierda ese. Pa eso me compro uno nuevo, que seguro que va 9283749283749283 millones de veces mejor.

Pues nada, que sólo era pa eso, pa avisar de que no postearé en unos días (seguramente hasta después de Semana Santa). Para que quedéis avisados. ;)

La verdad es que todo esto me hace mucha gracia, porque luego van y me acusan de no preocuparme por arreglar el PC estropeado… Siempre es bueno que haya niños.