Relacionándolo indirectamente con la duda que nos plantea Buentes en esta entrada -por lo de la publicidad-, voy a hablaros sobre un tema que está creando mucha expectación en algunos foros y blogs, así como entre gran parte de la comunidad de usuarios del Messenger. Resulta que el Messenger Plus!, el famoso plugin del MSN Messenger, conocido por funciones como la de dar color a los nicks o poder enviar sonidos -entre otras-, está celebrando su sexto anivesario. Y para ello, ha convocado un concurso en el que regala cientos de premios. Y premios gordos.

El mecanismo del concurso es simple, lo que no quiere decir que sea fácil conseguir uno de estos premios: consiste en una imagen, dividida como si fuera un mapa de coordenadas, en el que cada píxel representa un punto. Pues bien, los regalos están escondidos en ciertos puntos. Los participantes deberán ir pulsando con el ratón en los distintos puntos, hasta dar con los premios. Cuando descubran uno, es suyo. Supuestamente, cada semana hay un nuevo lote de premios, a los que se suman los no descubiertos en la semana anterior. En la parte inferior de la imagen se muestra el número de premios que quedan por descubrir en esa semana -lógicamente, va bajando progresivamente-.

Sencillo y bonito, ¿verdad? Sobre todo si decimos que los premios son:

  • 3 Xbox 360 Elite + 1 juego Xbox a tu elección
  • 3 Nintendo Wii + 2 juegos Wii a tu elección + 1 Wii Remote y Nunchuck adicional
  • 3 Playstation 3 60GB + 1 juego Playstation a tu elección
  • 3 Monitores LCD Samsung, 20 pulgadas, modelo 206BW
  • 30 paquete de camiseta + tazón de Messenger Plus!, edición especial de aniversario
  • 90 paquete de camiseta + alfombra para el mouse de Messenger Plus!, edición especial de aniversario.

Ahora la cosa es muy, pero que muy atractiva. Pero claro, algo tan bonito no podía ser ni mucho menos tan fácil como a simple vista parece, ¿cierto? La imagen, para empezar, es de nada más y nada menos que 700 x 764 píxeles, lo cual, multiplicado, supone 534.800 puntos distintos. Un pasote, hermano. Si junto a esto tenemos en cuenta que los premios están distribuidos al azar, sin ninguna lógica o patrón, encontrar un premio se vuelve imposible, a no ser que alguien se dedique a investigar punto por punto. O a no ser que tenga una paposa increíble.

¿A que ya no es tan bonito? No hace falta ponerse a elucubrar todo esto que yo he dicho, sino tan sólo ponerse a hacer click durante un rato, para darse cuenta de que el juego no es más que una farsa. Y ese sentimiento queda reforzado cuando, al fallar -es decir, siempre que hacemos click sobre un punto de la imagen-, nos aparece un mensaje de ánimo para que continuemos dándole y dándole. Estos mensajes son variados, pero uno de ellos reza: “Ayúdanos comentándole sobre Messenger Plus! a tus amigos”.

Cuando se acepta este mensaje -con el fin de seguir jugando-, automáticamente aparece en nuestro nick del MSN la dirección de la página web del plugin: “www.msgplus.com”. Pues ya tenemos el taco montado: parece ser que el inocente y prometedor concurso no es más que una vulgar campaña de marketing viral.

El quiz de la cuestión está en que Messenger Plus! es una aplicación independiente del Messenger de toda la vida, que únicamente añade unas cuantas opciones superfluas al funcionamiento del sistema de mensajería básico. Al instalarlo en el PC, se nos da la opción de dar o no dar soporte a la aplicación -a sus creadores, vamos- mediante la inclusión de un sistema de adware, que despliega por el PC un sinfín de publicidad y anuncios en ventanas emergentes. Tan molesto llega a ser, que en la página web de McAfee -conocido creador de antivirus- ha sido reconocido como un troyano. Muchos usuarios inexpertos, o simplemente despistados, instalarán esta aplicación sin conocer ni tener en cuenta los efectos que tendrá sobre su máquina.

Este dispositivo de publicidad es el que remunera a los creadores del Messenger Plus!. Es por ello la preocupación de captar nuevos usuarios. ¿Y qué mejor forma que mediante publicidad directa, puesta en todo el careto de nuestro target? ¿Que cómo se hace eso? Pues fácil, como ya hemos dicho: colando nuestra dirección web en los nicks de los incautos que participan en nuestro concurso-trampa.

Así, mediante esta tan agresiva como efectiva y rentable estrategia, los creadores de este plugin se han montado toda una campaña de publicidad directa al objetivo, y seguramente con pingües beneficios, y todo ello sin gastar un sólo duro en publicidad, ya que los pobrecillos que siguen creyendo que los premios están ahí, y que el número de premios restantes, mostrado debajo de la imagen, desciende porque la gente los descubres y no porque los organizadores manipulan las cifras, están haciendo de soporte perfecto y gratuito a Patchou -así se llama la compañía desarrolladora del Messenger Plus!-.

Pues nada, niños, ¿cómo os habéis quedado? Seguro que esto no os lo enseñó Espinete, ¿a que no? Pues no importa en absoluto, porque hoy, de la mano del tito Jesu, y con la inestimable colaboración de Patchou, del Messenger Plus! y de un buen puñado de ingenuos, hemos aprendido a realizar un bonito ejercicio de marketing viral. Nos vemos en el próximo capítulo de “Publicítalo como puedas, incluso si tienes que meterle la marca por la napia a tu vecino”. ¡Hasta entonces!

********

Post dedicado a Manolo Garrido, el hombre que me folló penetró el alma con su examen de Teoría de la Publicidad y RRPP, y también a todos los que acabaron con el culo como un bebedero de patos cayeron junto a mí en tan cruenta batalla.