Buenas, mis amados lectores y amigos. Una vez más me he tomado un buen paréntesis en la producción de este blog (por motivos informáticos, y no es la primera vez, aunque también temporales, en la tónica habitual de estos últimos meses), así que he aprovechado para relajarme también un poco (remarco lo de poco). Pero bueno, aquí estoy de nuevo, en pleno verano, esos días en que entras en la cocina a la una de la tarde, degustando el olor a picadillo fresco, preparado sabiamente por las manos de la madre con la sencilla pero elemental receta a base de pimiento, tomate y cebolla, aderezado quizá con un toque festivo de hueva.

Y a modo de picadillo veraniego traigo esta entrada, ya que durante estos días se me han ido acumulando los pensamientos y las pequeñas reflexiones, pero no por pequeñas dejan de ser interesantes, por lo que no quiero dejarlas pasar y pienso ofrecéroslas (aunque no os interesen, me da igual porque sé que son de un gran interés para ustedes).

Como en mi curro de tarde tengo mucho tiempo libre, desarrollo una gran actividad de cultivo del espiritu y de estudio interior (de sobar, en resumen), aunque también aprovecho para informarme sobre la actualidad sevillana, haciendo uso del Diario de Sevilla, que me llega puntualmente cada jornada gracias a la benevolencia de mi jefe (aprovecho para mandarle un saludo, que seguro que me está leyendo y estará cagándose en mi padre firmando mi despido partiéndose el culo). Pues bien, no os podéis imaginar la cantidad de burradas y tonterías que se pueden encontrar en las páginas de información.

La primera de ellas, que coloco como antesala de las demás, quizá por la gracia que me hace, es la que tiene que ver con la rajada del señor Antonio Rodrigo Torrijos, líder de IU en Sevilla, prmier Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de la capital, y delegado municipal de Socioeconomía, Relaciones Institucionales e Infraestructuras para la Sostenibilidad (madre mía, debería ver don Francisco Rubio Sánchez este alarde poético). Pues este señor, que se autoproclama alcalde de la ciudad en cuanto Monteseirín se ausenta, calificando el hecho como una muestra del “poder popular” de su partido en Sevilla -porque claro, cuando te votan cuatro gatos (bueno, 25.000, en una ciudad de 750.000), el poder popular que tienes debe ser inmenso…-, se puso a decir hace un par de semanas que no sacan sus maravillosas propuestas en los diarios (hecho por el cual se ha visto obligado alguna que otra vez a pagar con dinero público su propia propaganda), y el pobrecito pues se cogió un rebote gordísimo.

Y entonces se montó el taco. El hombre convocó una rueda de prensa para informar de que no contestaría a ninguna pregunta más de los profesionales de los medios de comunicación. Toma, así, por la cara. Porque el hombre decía que los medios no informaban de sus iniciativas, y que sólo enfocaban los aspectos negativos. ¿No se ha parado a pensar este hombre que quizá ello sea debido a que sus “iniciativas” no valen un duro, y por eso responde la prensa así?

Por supuesto, la respuesta a esta pregunta retórica es un redondo NO. Como alternativa a esta problemática, el señor Torrijos ha propuesto “alentar los medios de propiedad municipal que favorezcan el pluralismo, el acceso y los principios de la libertad de expresión”, así como fomentar “las políticas públicas de apoyo a los medios comunitarios independientes que faciliten la creación de una cultura popular y la autodeterminación ciudadana en sus medios de expresión e información” (sic).

Cultura popular, autodeterminación ciuadadana, medios comunitarios e independientes, propiedad municipal… Definitivamente, este tío se cree que está en Cuba o Venezuela -países a cuyos medios alaba tanto-. No entiendo qué pluralismo, que acceso a la información, qué libertad libertad de expresión es la que proclama este hombre. Supongo que la que suele fomentar su partido y su gobierno: la de la censura, la de la opacidad, la de la manipulación, la del sectarismo…

¿Que por qué digo esto? Pues porque para Torrijos, todos los periodistas conformamos el Club de los Hipócritas. Bueno, todos no. Según él, los únicos que ofrecen información veraz son los que se posicionan junto a él, los que le apoyan y le hacen palmas a sus proyectos (aunque no valgan un pavo). Porque claro, los que criticamos lo que el Ayuntamiento hace mal somos todos unos hipócritas, por no contar la verdad, por hacerla de forma sesgada, y por hablar sólo de su mala gestión, y no de sus logros. Creo que aquí, por el bien de todos (y para que este tipo no acapare el post), me ahorraré los comentarios. Pero parece que es verdad eso de que siempre salta un cojo.

********

En todos estos días también he tenido tiempo para el ocio. Como el día que fui con el señor Buentes y con Ananoke Hime a ver Los Simos (versión sevillana de Los Simpson). Toda la tarde pasando calor (y enganchado a la Wii en la Fnac) para, al llegar al cine, sentarte con los bolsones de gomitas del Mercadona y… contemplar cómo comienzan a meterte mierda política, de la $GA€ y de los derechos de autor (y editor, y distribuidor, y discográfica, y productor, y sociedad gestora de por medio…). Sale un “spot” que la ley del cine es necesaria porque si no se acabará el cine español… ¿y no creen que el dinero no es suficiente para hacer una buena película, sino que también hay que tener talento?

Y luego sale Ratatouille diciendo que las películas bajadas de internet son de mala calidad. Que pa eso mejor te compras el original. Todo ello con una curiosa pregunta retórica: ¿por qué renunciar a la calidad del sonido e imagen cuando puedes tener ambas junto a un montón de contenidos extras? Pues sencillamente porque no me da la gana de darle 40 euros a las sociedades de robo y extorsión gestión, por algo que puedo tener gratis. ¿Capicce?

********

También hubimos de tragarnos un spot sobre el POTA, en el que se vendía como la panacea de la ordenación del territorio en Andalucía. Autopublicidad del Chaves para ocultar la evidencia: que la mitad de los Ayuntamientos se la pasan por el forro, y así salen cada dos por tres escándalos urbanísticos… bueno, “salen”… salen los que convienen a los que hacen que salgan, pero Dios (y quien no es Dios) sabe qué habrá por ahí.

********

Me sorprende también la postura de algunos vecinos del Casco Antiguo de Mairena del Aljarafe (que es más pequeño que el de Almensilla), que incomprensiblemente se oponen a que el Ayuntamiento sea trasladado a un edificio más centrico, moderno y amplio, como debería corresponder a un municipio puntero, como es Mairena. Pues nada, estas personas quieren que, después de dejarles la Calle Nueva de putísima madre, con farolas de diseño, aparcamientos a mansalva, adoquines alisados y acerado nuevo, el equipo de Gobierno se niegue a darle servicio útil a todos los maireneros, porque al estar el Casco Antiguo en una punta del pueblo, pues dejaría a los habitantes del otro extremo, a dos o tres kilometritos, con un servicio poco funcional. Qué vergüenza y asco me dan aquellos que abusan de lo que tienen e impiden disfrutar de ello a los demás, que también tienen derecho.

********

Y volviendo al tema de la comunicación, me sorprendí al leer que el Consejo Audiovisual de Andalucía, con el señorito Vázquez Medel al frente (viejo conocido de nuestra Fcom), ha denunciado que Onda Cádiz (TV municipal de la ciudad de la Tacita de Plata) ha demostrado un tratamiento parcial y partidista en el tratamiento informativo de algunos hechos de actualidad. En fin, si va a resultar que los hipócritas son todos aquellos que, como el señor Torrijos o los del CAVA, se meten en cuestiones que se les escapan de las manos, como las periodísticas (recordemos que Vázquez Medel no es comunicólogo), pues más le valdría a este organismo regulador fijarse un poco en la información que nos ofrece el maravilloso Canal Sur.

********

No nos vamos del ámbito periodístico, y seguimos con dos noticias antiguas ya (cómo no, yo tardelli como siempre…), pero que dejan ver a la perfección en qué se basa todo este mundo de la comunicación: en el sucio y asqueroso dinero. Mientras Rupert Murdoch, uno de los mayores caciques de la comunicación de todo el mundo, ha adquirido el grupo estadounidense Dow Jones, propietario, entre otros, del rotativo económico The Wall Street Journal (ay, esas clases de Redacción con Charlie…), aumentando así su imperio mediático, el ABC anuncia a bombo y platillo la adquisición por parte del grupo Vocento (al cual pertenece este periódico) del folletín gratuito ultrasensacionalista de seudoinformación Qué! (anteriormente perteneciente al Grupo Recoletos), como si ello fuera un golpe de efecto dada la calidad de los contenidos de éste. Pues no, lo más importante es el volumen de negocios que se consigue, gracias a la publicidad, tal y como se encarga de reseñar el propio diario ABC.

********

Quizá esa sea la causa de que los informativos de televisión no se cansen de decir que “la economía española crece” o que “está en alza” (bueno, hoy ya no, jajajajajajaja), mientras nosotros malvivimos (y malviviremos peor los más jovenes en un futuro), con mierdas de casas, mierdas de trabajos, y mierdas de sueldos.

********

Y quizá sea por eso que no hacemos más que ver cómo paquetillos de tres al cuarto nos quitan el trabajo en la TV. Tal es el caso del estúpido del Manu, el tío más saborío y con menos gracia que he visto desde que se murió el chiquenino del Dúo Sacapuntas y se quedó solo el Manolo Sarria. Ahora, como no se comerá nada en el Canal Sur, su madrina Ivonne Reyes se lo ha llevado a Antena 3. Pues anda y que le den, a ver si se terminan de hundir él y la cadena.

********

Y con tanto inútil suelto por las redacciones, luego uno se encuentra con auténticas aberraciones en los informativos. Cosas como “Aljeandro Sanz vuelve tras haber estado varias semanas de baja por estrés (…)”, provocan que a uno los ojos le hagan chiribitas. Alejandro Sanz… ¿de baja? Ni que este tío trabajara. Porque si lo que hace se llama trabajar… Y lo más curioso: por estrés. Como no esté estresado de ayudar a robar mangar sustraer tomar prestado de lo que no es suyo a los ladrones chorizos cleptómanos (que diría David Bravo) honorables señores de la $GA€, no sé de dónde vendrá su estrés…

********

Y para concluir, otra de esas perlitas, pero ésta a gran escala. Contraportada del Diario de Sevilla. Aparece una foto de un niño tumbado bajo los chorros de una fuente pública, en medio de la calle. El pie de foto es el siguiente:

Las altas temperaturas del verano también se dejan sentir en otras latitudes (donde según el imaginario colectivo no reinaría el calor). En el área de Boston, (…) este niño de diez años no dudó en situarse bajo los chorros de agua de una fuente pública en un parque para mitigar los efectos de la canículam, al igual que los niños sevillanos buscan el frescor de las fuentes de la Isla de la Cartuja.

Vamos a ver… ¿niños en la Isla de la Cartuja? ¿De verdad los niños de hoy en día son tan imbéciles para ir a la Isla de la Cartuja a refrescarse? Además, serían mucho más imbéciles si decidieran ir a bañarse en unas fuentes rebosantes de mierda y verdina, rotas, deterioradas, y la mitad de las cuales no funciona. La sola mención de las fuentes de la Cartuja implica una salida desesperada, que demuestra la carencia de nuestra ciudad en cuanto a fuentes públicas (tanto de agua potable como decorativas), algo totalmente prescindible en un lugar con 50 grados diarios. Como siempre, Sevilla es lo más lógico del mundo.

********

Bueno, hasta aquí el cúmulo de reflexiones absurdas y sin interés. Ahora, que se siga quejando el señor De Diego de que no actualizo, jajajaja. Desde aquí pido de nuevo disculpas a todos los que durante este tiempo habéis estado visitándome sin encontrar contenidos nuevos, pero espero haberos saciado con esta sobredosis de tonterías burradas magníficas ideas dignas de ser enmarcadas.

Aprovecho para saludar al Pablo, que se encontrará rebuscando entre los taperhués de chorizo y queso de la mama Marichús. Al Juanjo, que no me leerá seguramente, porque preferirá la compañía de su amigo Tanqueray. A Vázquez, que me visitaba regularmente desde ese ordenador que necesita una jubilación urgente. A la Cris, que como guardiana del Arrozal, aguardaba fielmente mi regreso (sorry, baby, you won’t miss me no more). Al hombre López, compañero inagotable de fatigas buzoneras por los lares maireneros, junto al que desafio a vientos, calores, tempestades y porteros, y también al resto del staff de la Vitaldent Mairena -menos al pijo capullo que todos los días me quita el aparcamiento-, en especial a mi jefa (a ver cuándo me subes el sueldo, guapa bonita simpática ponga aquí el adjetivo más inocuo que encuentre). A mi embajadora en el país del Botxo, Marta, a quien aviso que, por motivos que no me afectan y que escapan a mi poder, así como por petición de una persona a quien no puedo negarle dicho favor, no realizaré la crónica de la lectura del Pablo, esperando que mi norteña favorita me entienda. Al Luisfer, a quien procedo a enlazar -junto a De Diego-, tal y como él ha hecho conmigo. Y a no sé cuánta gente más que me ven a menudo, entre ellas mi adorable bola de grasa peluda y porculera: Spider-Pancho.

Ah, para terminar aviso de que mañana por la mañana tengo previsto partir hacia San Juan con la finalidad de realizar instantáneas seudoartísticas, por lo que pronto realizaré una compilación de todo lo que tengo, y colgaré aquí las menos malas la auténtica créme de la créme que salga del objetivo de mi cámara.

Muchos saludos a todos, y gracias por estar ahí!!!!