Vía mail me llega esta magnífica foto, obra de uno de los fotógrafos de National Geographic. Que algunos aún me pregunten dónde reside la fuerza de la imagen, me parece muy triste. Yo, evidentemente, no lo explicaré.

Y el señor Torchondo, a quien admiro por su capacidad por encontrar siempre la puntilla a cada escena, es el autor de semejante bofetada visual (bueno, para algunos también supone otro tipo de bofetada…), realizada con motivo del descarrilamiento de esa magnífica iniciativa que es el Tranvía_Centro (llamemos a las cosas por su nombre):