El amor ha muerto… ¡Yuju! Celebrémoslo.