A la Lola, para que conozca Paradas. Y al Pablo, pa que no se mosquee por no gustarme la feria.