La regla número uno para no caer en los estereotipos es estar a la misma altura que la gente con la que uno está. Ser curiosos, sentir curiosidad genuina por lo que son sus vidas. Escucharlos, tomar tiempo, dejar que ellos te hablen y te expliquen cómo son, o ir con ellos para observarlos y comprenderlos. De otra manera, un musulmán siempre va a ser un tipo con turbante y barba, y nunca lo vas a comprender.

John Lee Anderson

Éste es un preludio para aquella disertación sobre los estereotipos que os prometí hace ya tiempo. Esperad un poco, y la tendréis en varias entregas.