No tengo mucho que escribir últimamente (realmente sí, y podría hacerlo, pero no tengo ganas), así que prefiero retomar interesantes proyectos que, por unas y otras causas, cayeron en la desgracia y el olvido sin merecerlo.

Uno de ellos es el de sexy music, el blog musical que se montó el Maister y en el que colaboré hasta que se fue a tomar porculo por motivos ajenos a nuestra voluntad. Ahora hemos vuelto a rescatarlo del olvido, y lo hemos montado de nuevo de forma gratuita en WordPress.com, donde seguro que no se nos volverá a joder (hasta que el señor Mullenwegh dé con él y nos lo chape).

Así que allí nos tenéis poniendo musiquita de la buena, para todos ustedes. Y además esta vez venimos cargados con novedades, como es la futura realización de un podcast a cuatro manos, entre el Buk y servidor (y personalmente, cuando me haga con un micro, también me curraré uno en solitario, a ver qué me sale).

Pues bueno, sólo estoy de paso para avisaros de que ya podéis degustar otra vez una buena ración de sonidos fresquitos en el nuevo sexy music. Como diría María Márquez, relájense y disfruten.