Hoy es el día. Hoy hierve la sangre y se enfurece el espíritu. Hoy llega el momento de alzar el rostro y mirar con rabia al oponente. Hoy comienzan los exámenes para mí –para algunos amigos ya hace días que empezaron-, y cuando estéis leyendo estas líneas faltarán pocas horas para mi primer duelo. Hoy me veré las caras con el profesor Alejandro Antona y su asignatura Gabinetes de Comunicación. El viernes 12 vendrá Paco Baena con Historia del Periodismo Universal no vendrá nadie, y el miércoles 17 lo hará Elena Méndez (creo) Leal con Lengua Española: Norma y Uso.

Son 24 créditos en total. Pero aprobar estos tres exámenes no sólo supone eso, sino también la posibilidad de limpiar dos cursos (primero y tercero) del tirón. También la posibilidad de conseguir superar ese 50% del total de créditos de la carrera, lo cual me dará acceso a las prácticas de empresa. Y, lo más importante, supone una beca que me permitirá ahorrarme un buen dinero, irme de Séneca en 2010 y viajar a California en el verano de ese mismo año.

Mi futuro inmediato está en juego durante estos diez días. De mí, y sólo de mí, depende el conseguir el éxito absoluto. Y sepan ustedes que no voy a conformarme con aprobar una o dos. No, señores. Voy a por las tres. Con más ganas, motivación y conciencia que nunca. Esta vez no caben errores, lágrimas o lamentos. Vamos a por la victoria, y con ella volveremos.

¡Fuerza y Honor! ¡A mi señal, Ira y Fuego!