Comenzamos semana nueva y, al contrario de lo que suele rezar el mito popular, los lunes son los días de la renovación, de los ánimos y de la fuerza para afrontar siete nuevas jornadas que están llenas de cosas nuevas.

Siete días en los que por fin vendrá la liberación de los exámenes, en los que me quitaré siete kilos de pelo de la cabeza y otros tres kilos de las barbas (si los vendiese a una fábrica de pelucas, ¿me haría multimillonario?), y en el que volveremos a Villamartín para disfrutar de la fiesta y de los buenos amigos.

Estos días de septiembre -sin duda, el mejor mes del año-, soleados, frescos y tranquilos, invitan a la vagancia y al esparcimiento -cómo me gusta esa palabra-. Invitan a la despreocupación y al disfrute ajeno al tedio y el trabajo que acompañará al mes de octubre -también exquisito, no quepa duda-.

Son días en los que encajan perfectamente canciones como ésta de Mondo Grosso (a.k.a. Shinichi Osawa, todo un genio), llamada Life, y que os cuelgo porque es tremenda, porque contagia ánimos, y porque me da la gana, ea, que pa eso hace mucho tiempo que no pongo música.

¡Que disfrutéis con ella y que os lo paséis bien en la semana que hoy comienza!