Como le dijo Josefina a Napoleón en su noche de bodas.