Meses después de haber finalizado la labor de investigación y redacción -a cual más ardua- del reportaje sobre el acoso inmobiliario en el barrio de San Luis, en Sevilla, por fin puedo anunciaros, con gran alegría, que ya tenéis a vuestra disposición:

Espero que disfrutéis con este trabajo de meses, que tanto esfuerzo nos ha supuesto pero cuyo resultado final, por otra parte, tanta satisfacción nos ha otorgado. No sólo la del fruto de la constancia y el tesón, sino también todas aquellas -muchas- cosas aprendidas y vividas en las calles, en los patios, en las oficinas, junto a otras personas, entre whiskys y tabaco, a cuatro manos y dos plumas, con Jack Daniel’s.

Esperamos vuestros comentarios, y no olvidéis que esto no ha hecho más que empezar, y que pronto llegarán más historias. Gracias a todos por leernos y dar sentido a lo que hacemos.